Categoría: Aplicaciones web

Nociones básicas sobre Alojamiento web

Para que quienes no tienen una noción clara de qué es el alojamiento web, entiendan en que consiste, es necesario primero explicar brevemente como funciona Internet.

Internet es una red mundial, una red de redes descentralizada, en la que multitud de ordenadores se comunican entre sí mediante diferentes protocolos. Protocolos de la familia TCP/IP que permiten distintas formas de comunicación: IRC (conversaciones on-line), SMTP (envío de correo electrónico), FTP y P2P (transmisión de archivos) y entre otros, la Web (World Wide Web), es decir, el protocolo HTTP (Protocolo de Transferencia de HiperTexto).

Para los no iniciados, es necesario remarcar que Internet es una potente red de comunicaciones que permite el contacto entre distintas terminales de esa Red a lo largo de todo el mundo. Las comunicaciones, del tipo que sean, se establecen siempre desde diferentes computadoras, ordenadores o como prefiramos llamarlos, en definitiva máquinas diseñadas para ser capaces de comunicarse y entenderse mediante alguno de los protocolos citados.

En el caso de conversaciones on-line, dos usuarios se comunican utilizando dos computadoras, pero en la Web (protocolo HTTP) la comunicación la establece un único usuario desde su ordenador conectando con otra computadora, un servidor, que le envía, le sirve, la información solicitada. Es decir, las páginas web que vemos utilizando un navegador web (Mozilla Firefox, Internet Explorer, Google Chrome, Safari u otros) están alojadas en una computadora que trabaja como servidor, servidor de páginas web. Un servidor es un ordenador, una máquina física conectada a Internet 24 horas al día, normalmente en un centro de datos, que puede estar en cualquier parte del mundo, en cualquier continente, sin que por ello los usuarios aprecien la diferencia.

Por ello, cuando hablamos de Alojamiento web, nos referimos al espacio que un particular, o una empresa, contrata en un servidor. Un espacio de varios megabytes en el disco duro de un servidor, para alojar los archivos que componen su página web y, al mismo tiempo, disponer de cuentas de correo electrónico con su propio dominio. Es decir, para que podamos ver una página web, los archivos (textos, imágenes, hojas de estilo, etc.) que la componen tiene que estar en el disco duro de una computadora capaz de servir correctamente la información cuando un usuario, utilizando un navegador web, la solicite desde cualquier lugar del mundo.

Licencia Copyleft: Puede reproducir el texto citando el autor y enlazando con nuestra página web.

Firefox 11 listo para descarga

Firefox 11La Fundación Mozilla ya tiene disponible la nueva versión del más popular navegador de código abierto. Entre las novedades de Firefox 11 destaca la sincronización entre los complementos mediante la función Sync de migración de datos, el soporte del protocolo SPDY, el nuevo editor de estilos CSS y la representación 3D.

No obstante, para los usuarios que prefieran utilizar las versiones más estables, la Fundación Mozilla ofrece una versión de Firefox 10 con soporte extendido, versión denominada Firefox ESR (Extended Support Release), garantizando actualizaciones de seguridad durante doce meses.

Al mismo tiempo, Mozilla trabaja también adaptando su navegador al nuevo sistema de Microsoft. Firefox Metro trata de lograr la mejor integración con el entorno "Metro" del nuevo Windows utilizando el motor de Gecko, que permitirá el control táctil y la navegación a toda pantalla. Aunque como es sabido, Microsoft intenta limitar las posibilidades de los competidores de Internet Explorer forzando que todas las aplicaciones para el nuevo entorno tengan, necesariamente, que descargarse e instalarse desde la tienda de Microsoft.

Estudio del ONTSI sobre las redes sociales en Internet

Las Redes Sociales en InternetEl Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información, ONTSI, integrado en la entidad pública Red.es, especialmente conocida por tener encomendada la gestión de
los dominios .es y el respaldo a la extensión del uso del DNI electrónico,
ha editado un pormenorizado estudio analizando el panorama y el fuerte impulso experimentado por las redes sociales en España en los
últimos años.

El estudio Las Redes Sociales en Internet, que cumple uno de los objetivos fundamentales del Observatorio: servir de referente para todos los agentes implicados en la consolidación de la Sociedad de la Información, ofrece, por primera vez en nuestro país, un riguroso panorama sobre la situación y las principales tendencias de las redes sociales. Llama la atención que el 49% de las cuentas en redes sociales personales tengan actividad diaria y el 52% se conecten, al menos, una hora o más al día.

Las Redes Sociales en Internet está estructurado en tres bloques diferenciados, que tienen interés en sí mismos, muy especialmente para los profesionales del sector:
    Parte I. Estudio de los conceptos propios de este tipo de redes y cuales son
las redes dominantes en España y en el mundo, con una especial atención a la relación
con las empresas.
    Parte II. Resultados de una importante encuesta sobre el conocimiento y uso de las redes sociales en España.
    Parte III. Comparativa de las redes sociales Tuenti y Menéame.

¿Necesito contratar Cloud Computing?

Ante la agresiva campaña que están desarrollando algunos proveedores de servicios en la nube, tratando de vender sus sistemas de cloud computing como si ofrecieran el bálsamo de Fierabrás: La solución capaz de curar todos los males de las Pymes. Queremos responder a las consultas de varios clientes y amigos, desconcertados porque no terminan de entender "la nueva maravilla" de Internet, ni de que forma puede ayudarles en la mejora de su negocio.

En primer lugar decir que el 90% de las Pymes que razonablemente desconocen de que se trata y, en consecuencia, no recurren a los servicios que ofrece el cloud computing ni se pierden nada, ni por ello resultan menos competitivas.

Cloud computing, que significa computación en la nube, se podría entender como recursos informáticos en ó desde Internet, algo que las empresas que tienen página web utilizan hace años. Todos los documentos que conforman y pueden ver quienes visitan la página web de su empresa (los archivos html, CSS, PDF, imágenes, etc.) están en la nube, en Internet. Esa página web que visitan sus clientes no está en el disco duro del ordenador de su despacho, sino que se encuentra en el disco duro de un servidor, que no es otra cosa que un ordenador muy parecido al suyo, conectado a Internet 24 horas al día, y que normalmente estará, junto a otros servidores, en un centro de datos con la información de otros cientos, o miles de empresas. Por lo tanto el concepto de nube, obviamente, no es nuevo. Si usted tiene una cuenta de Gmail, los mensajes que recibe o envía no pasan por el disco duro de su ordenador, usted los gestiona desde un servidor (un ordenador) de Google, al que usted accede vía web. Google es, sin duda, uno de los principales impulsores de la oferta de servicios en la nube, con Google Docs, Google Calendar, etc. Incluso el sistema operativo en el que trabaja la empresa norteamericana, Google Chome OS, está concebido como el primer sistema en el que programas y aplicaciones web estarán en la nube y donde la conexión del ordenador a Internet será automática e imprescindible. Filosofía a la que también se está sumando Microsoft.

Esquema de Cloud Computing

La ampliación de los servicios desde Internet es una tendencia con un futuro claro y con la que, de hecho, llevamos años conviviendo. Pero lo que le ofrecen los comerciales del cloud computing, pudiendo ser importante para algunas empresas, es algo bastante más concreto: Son recursos informáticos virtuales, le ofrecen una forma de acceso a una potente infraestructura tecnológica en Internet, infraestructura a la que hasta ahora sólo tenían acceso grandes compañías, pero que probablemente hoy la mayoría de Pymes no necesita.

Básicamente, los proveedores de cloud computing le ofrecen aplicaciones y gestión de datos en Internet, plataformas de desarrollo, máquinas y espacio virtual, todo ello mediante un sistema elástico que puede adaptarse a las necesidades de cada momento. Pero son productos que, en buena medida y a menor escala, usted tiene y utiliza habitualmente trabajando con sus propios ordenadores.

Efectivamente el cloud computing, sin entrar en los problemas sobre la seguridad de la información, puede ser una herramienta espléndida, impensable hace unos años, para determinados proyectos que no anden sobrados de financiación y necesiten un gran despliegue informático, volumen de cálculo y almacenamiento de datos, puesto que de este modo podrán reducir sensiblemente los gastos en infraestructuras, software y personal de mantenimiento; pero montar una campaña en esos términos, para vender hoy a las pequeñas empresas la necesidad de estos servicios y recursos, creemos que está fuera de lugar.

Google Chrome incrementa el número de usuarios

A la cabeza del ranking de navegadores de escritorio se mantiene Internet Explorer, aunque continúa perdiendo usuarios a favor de opciones de código abierto como Firefox, que mantiene un honroso segundo lugar con más del 20%, y cuya versión 7 ha generado una gran expectación, o Chrome, el navegador de Google que en relativamente poco tiempo ha alcanzado la cifra del 15%.

Sin embargo, entre los navegadores en dispositivos móviles, el dominio corresponde a Safari, el navegador de Apple, que mejora sus resultados gracias a la fiabilidad y el rendimiento de su producto.

 Int. Explorer:   55,30%
 Firefox:   22,57%
 Chrome:   15,50%
 Safari:    4,70%
 Opera:    1,70%

Por versiones:

 Int. Explorer 8:    30,07%
 Chrome 13:    10,63%
 Int. Explorer 6:     9,73%
 Firefox 5:     7,97%
 Int. Explorer 9:     7,91%
 Firefox 3.6:     6,92%
 Int. Explorer 7:     6,29%
 Firefox 6.0:     4,55%
 Chrome 12:     2,67%
 Safari 5.0:     1,90%

 
Navegadores en dispositivos móviles

 Safari: 53,00%
 Opera Mini: 20.27%
 Android: 15,73%
 Symbian:  5,83%
 BlackBerry:  2,90%