Apple se estrella con su sistema de geolocalización

La actualización del sistema operativo de Apple para móviles y tabletas, iOS6, incluye un paquete con 200 actualizaciones específicas, pero la compañía se ha estrellado con una de las más llamativas: el nuevo sistema de cartografía digital. Apple ha sustituido Google Maps, que se utilizaba desde el primer iPhone como aplicación nativa, por “sus mapas”, sistema que en realidad suministran varias compañías de geolocalización como TomTom.

De momento, el resultado es bastante pobre. Apple Maps es lenta en su versión estándar y mucho más en modo 3D. Pero lo más grave son las carencias de la aplicación y la cantidad de errores de bulto al situar elementos clave. Las redes sociales se llenan de bromas con estos fallos. En Londres no encuentra la estación de Paddington, en Madrid tiene dificultades para situar el aeropuerto de Barajas, la Alhambra de Granada la coloca en México o, con suerte, en Granollers. Y al mismo tiempo, en ciudades como Madrid o Barcelona, no nos ofrece resultados, por ejemplo, sobre los accesos de Metro, algo tan habitual cuando utilizamos Google Maps. Esperemos que los ingenieros de Apple subsanen lo antes posibles los errores del sistema. Una compañía de prestigio no debería permitirse estos patinazos.

Los comentarios están cerrados.