Acceso a Internet con una velocidad mínima de 1 Mb.

Se modifica el reglamento para la prestación de servicios de comunicaciones electrónicas, con el objetivo de garantizar a todos los usuarios el acceso a Internet con banda ancha.
Según el artículo 52, de la Ley de Economía Sostenible, se establece que la conexión a la red pública de comunicaciones, con capacidad de acceso a Internet, deberá permitir comunicaciones de datos de banda ancha a una velocidad de, al menos, un megabit por segundo.

La mejora del servicio universal de acceso a Internet beneficiará a 350.000 hogares que hoy no cuentan con banda ancha. Las compañías proveedoras del servicio universal de telecomunicaciones estarán obligadas a garantizarlo, con independencia de la localización geográfica del usuario y a un precio ajustado. El plazo máximo para atender las solicitudes de conexión será de dos meses.

Los comentarios están cerrados.