¿Necesito contratar Cloud Computing?

Ante la agresiva campaña que están desarrollando algunos proveedores de servicios en la nube, tratando de vender sus sistemas de cloud computing como si ofrecieran el bálsamo de Fierabrás: La solución capaz de curar todos los males de las Pymes. Queremos responder a las consultas de varios clientes y amigos, desconcertados porque no terminan de entender "la nueva maravilla" de Internet, ni de que forma puede ayudarles en la mejora de su negocio.

En primer lugar decir que el 90% de las Pymes que razonablemente desconocen de que se trata y, en consecuencia, no recurren a los servicios que ofrece el cloud computing ni se pierden nada, ni por ello resultan menos competitivas.

Cloud computing, que significa computación en la nube, se podría entender como recursos informáticos en ó desde Internet, algo que las empresas que tienen página web utilizan hace años. Todos los documentos que conforman y pueden ver quienes visitan la página web de su empresa (los archivos html, CSS, PDF, imágenes, etc.) están en la nube, en Internet. Esa página web que visitan sus clientes no está en el disco duro del ordenador de su despacho, sino que se encuentra en el disco duro de un servidor, que no es otra cosa que un ordenador muy parecido al suyo, conectado a Internet 24 horas al día, y que normalmente estará, junto a otros servidores, en un centro de datos con la información de otros cientos, o miles de empresas. Por lo tanto el concepto de nube, obviamente, no es nuevo. Si usted tiene una cuenta de Gmail, los mensajes que recibe o envía no pasan por el disco duro de su ordenador, usted los gestiona desde un servidor (un ordenador) de Google, al que usted accede vía web. Google es, sin duda, uno de los principales impulsores de la oferta de servicios en la nube, con Google Docs, Google Calendar, etc. Incluso el sistema operativo en el que trabaja la empresa norteamericana, Google Chome OS, está concebido como el primer sistema en el que programas y aplicaciones web estarán en la nube y donde la conexión del ordenador a Internet será automática e imprescindible. Filosofía a la que también se está sumando Microsoft.

Esquema de Cloud Computing

La ampliación de los servicios desde Internet es una tendencia con un futuro claro y con la que, de hecho, llevamos años conviviendo. Pero lo que le ofrecen los comerciales del cloud computing, pudiendo ser importante para algunas empresas, es algo bastante más concreto: Son recursos informáticos virtuales, le ofrecen una forma de acceso a una potente infraestructura tecnológica en Internet, infraestructura a la que hasta ahora sólo tenían acceso grandes compañías, pero que probablemente hoy la mayoría de Pymes no necesita.

Básicamente, los proveedores de cloud computing le ofrecen aplicaciones y gestión de datos en Internet, plataformas de desarrollo, máquinas y espacio virtual, todo ello mediante un sistema elástico que puede adaptarse a las necesidades de cada momento. Pero son productos que, en buena medida y a menor escala, usted tiene y utiliza habitualmente trabajando con sus propios ordenadores.

Efectivamente el cloud computing, sin entrar en los problemas sobre la seguridad de la información, puede ser una herramienta espléndida, impensable hace unos años, para determinados proyectos que no anden sobrados de financiación y necesiten un gran despliegue informático, volumen de cálculo y almacenamiento de datos, puesto que de este modo podrán reducir sensiblemente los gastos en infraestructuras, software y personal de mantenimiento; pero montar una campaña en esos términos, para vender hoy a las pequeñas empresas la necesidad de estos servicios y recursos, creemos que está fuera de lugar.

Los comentarios están cerrados.